Residuos más contaminantes

residuos mas contaminantes

Residuos más contaminantes

Residuos más contaminantes

 
La contaminación del medio ambiente es un inconveniente difícil de solucionar ya que la basura y el número de residuos es mayor cada día. Generar basura se ha convertido en uno de los mayores problemas a nivel global para el ser humano. La principal dificultad a la hora de gestionar los residuos no es la cantidad, a pesar de que el volumen se incrementa, sino la toxicidad de los mismos. Las basuras contaminan, y esto es un problema de difícil solución.
Una de las razones por las que el volumen de basura mundial generado crezca cada día, es a consecuencia de la gran cantidad de residuos que existen. Sin embargo, no todos los residuos contaminan e incluso muchos de ellos son recuperables y pueden entrar en el ciclo de reciclaje. El problema son los tóxicos, pero, ¿cuáles contaminan más?

 

Residuos contaminantes industriales y peligrosos

 
Las consecuencias del sector industrial y la tecnología son la contaminación y los residuos tóxicos que son la otra cara de la moneda de la civilización y la sociedad actual. El progreso es un problema si produce niveles de contaminación peligrosos para la naturaleza y la vida humana.
La relación de residuos más contaminantes, sustancias contaminantes más importantes por toxicidad y volumen de producción, son los siguientes:

Metales pesados como el mercurio que cause graves prejuicios en el entorno por su difícil eliminación.
Contaminantes clásicos, que incluyen gases de efecto invernadero y partículas sólidas.
Compuestos orgánico sintéticos como los cloruros, PVC y dioxinas.

 

Clases de residuos más contaminantes

 
Los primeros son los metales pesados que son un tipo de sustancias tóxicas de carácter constante y efecto bioacumulativo, es decir, no se degradan. Por ejemplo, si una industria sufre una fuga de mercurio en un río o un entorno fluvial los seres vivos del ecosistema no tienen defensa para eliminar el mercurio de sus cuerpos. Además, los metales pesados pueden afectar al sistema neurológico como el mercurio. En el caso del Cadmio (Ca) puede causar perjuicios en los riñones, en cambio, el plomo afecta al desarrollo mental en los niños.

Los contaminantes clásicos no son tan tóxicos como los metales pesados, el problema surge en su producción en masa. Se emiten cantidades de gases CO2 a la atmósfera lo que provoca desastres naturales como el calentamiento global. En cambio, los óxidos de nitrógeno contribuyen a la formación de ozono en el suelo y la niebla urbana.

Otros gases como el cloruro de hidrógeno (HCI), el dióxido de azufre (SO2) y las partículas sólidas son responsables de brumas ácidas, de las lluvias ácidas y la destrucción de casi un tercio de los bosques de Europa, o la penetración en los pulmones y luego a la sangre, respectivamente.

En tercer lugar de esta lista de residuos más contaminantes, los compuestos sintético-orgánicos destacan por su elevada toxicidad y volatilidad a consecuencias de sus procesos y componentes. Son de carácter bioacumulativo al igual que los metales pesados y lo componen sustancias como los hidrocarburos alifáticos, aromáticos tipo xilenos y bencenos, y finalmente los éteres, cetonas, aminas, PCTes y los más peligrosos, las más dioxinas y furanos.

Estos últimos dos componentes son producidos por el ser humano y son los contaminantes con mayor peligro para el entorno y el ser humano. Se engloban en la familia química llamada organoclorados que incluyen cloruro de vinilo, tricloroetileno, percloroetileno, dioxina y metil cloroformo entre otros.

Los daños son terribles, por ejemplo, el PVC del cloruro de vinilo provoca cáncer cerebral y mutagénico (que provoca daños y defectos de nacimiento). El metil cloroformo se usa para correctores y tintas, además de destruir la capa de ozono provoca cáncer y enormes daños en el sistema nervioso central. El percloroetileno es utilizado para desengrasar metales y es el causante de la lluvia ácida además de dañar los riñones y el hígado.

 

Graves consecuencias de los residuos más contaminantes

 
El principal problema de estas sustancias es que son difíciles de erradicar de la naturaleza. Los vertidos o fugas que lleven a cabo algunas de estas sustancias pueden causar un impacto brutal en cualquier ecosistema. La naturaleza no está preparada para luchar contra este tipo de contaminación, por ello, es importante que las empresas cumplan la actual legislación y no contaminen.

 

Legislación y prevención

 
Afortunadamente, existen normas y leyes que protegen de las fugas y vertidos tóxicos. La normativa y planificación en materia de clasificación de la peligrosidad de los residuos existentes en España la el Reglamento UE 1357/2014. La determinación de si un residuo es peligroso se llevara a cabo dentro de un listado denominado LER.

La gestión de residuos contaminantes debe ser llevada a cabo por empresas especializadas. Por ejemplo, las compañías encargadas de la gestión de residuos de todo tipo, en especial, sanitarios e industriales como Insades cuentan con medios para el tratamiento, recogida, manipulación y almacenamiento de los mismos.
Los residuos deben ser tratados con medios que solo cuentan aquellas empresas enfocadas a la gestión de productos y contaminantes industriales, subproductos o decomisos. Además, hay que recordar que la manipulación de productos tóxicos es un peligro para los trabajadores y personas que están alrededor. ¡Evitar problemas está en tus manos!

Resumen
Residuos más contaminantes
Nombre artículo
Residuos más contaminantes
Descripción
La contaminación del medio ambiente es un inconveniente difícil de solucionar ya que la basura y el número de residuos es mayor cada día. Generar basura se ha convertido en uno de los mayores problemas a nivel global para el ser humano. La principal dificultad a la hora de gestionar los residuos no es la cantidad, a pesar de que el volumen se incrementa, sino la toxicidad de los mismos. Las basuras contaminan, y esto es un problema de difícil solución.
Autor
Usuario
INSA.des
Logo usuario