contenedores para residuos sanitarios

Contenedores para residuos sanitarios

La gestión de contenedores para residuos sanitarios en centros médicos de todo tipo, desde clínicas veterinarias a clínicas odontología, implica la necesidad de manejar con seguridad subproductos, diferentes variedades de agente revelador, jeringuillas y agujas, que pueden acabar siendo peligrosos para quienes los manipulan.

Por lo tanto, es imprescindible contar con contenedores para residuos sanitarios homologados que permitan su recogida en los mismos centros sanitarios y su depósito en el punto de eliminación adecuado.

En la actualidad, existen empresas especializadas en la fabricación de contenedores para residuos sanitarios homologados, diseñados específicamente para el transporte de cualquier residuo sanitario, siempre adaptado a los requisitos de la ley vigente en este campo.

De esta manera, se puede optar por contenedores diseñados para proteger al personal sanitario del peligro de infección por el contacto de manos, que cuentan con iones de plata en su estructura de plástico, como agente anti microbiano cien por cien seguro. Asimismo, algunos módulos clínicos cuentan incluso con un sistema de protección de neutralización del olor. Por supuesto, los grandes centros de salud van a requerir contenedores específicos con ruedas para transportar sus residuos fácilmente.

Por último, estos contenedores necesitan unas bolsas de recogida también homologadas, diseñadas para su uso en estos recipientes. Las bolsas clínicas cuentan con unas exigencias legales reguladas por cada comunidad autónoma, las cuales garantizan la fiabilidad y seguridad de su uso, así como de los residuos biosanitarios que deben contener.

 

Resumen
Contenedores para residuos sanitarios
Nombre artículo
Contenedores para residuos sanitarios
Descripción
La gestión de contenedores para residuos sanitarios en centros médicos de todo tipo, desde clínicas veterinarias a clínicas odontología, implica la necesidad de manejar con seguridad subproductos, diferentes variedades de agente revelador, jeringuillas y agujas, que pueden acabar siendo peligrosos para quienes los manipulan.